lunes, 12 de septiembre de 2016

Llame a cada cosa por su nombre II

Si bien se implican al grado de no existir el uno sin el otro, no debe confundirse al proceso con el producto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario